7 de marzo de 2013

Fuego

Nacen, se dejan acariciar por los rayos de sol,mecidas por el viento dejan que las abejas se posen en ellas.
A veces se enredan con malas hierbas.
Y aguantan lluvias, chaparrones, la violencia del granizo..
Y aún así siguen en pie.

Me fascina la bella fragilidad de las flores.
Tengo curiosidad por esa fuerza oculta que las hace sobrevivir,
No se quejan, no lloran, no hablan..
Solo les queda sentir.

Me encantaría ser una flor, pero tengo miedo al fuego,
que siempre vuelve.
Siempre.




Me es muy difícil crecer entre cenizas.
Tengo miedo de los abrazos, de que me arranquen otra vez.
Miedo al incendio.

Combustión espontánea quizá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario